Algo inesperado: Aparición de Amanita phalloides a finales de diciembre, en un encinar.