Ganoderma lucidum. (Reishi, lighzi)

14,9939,99

Limpiar
SKU: N/D Categoría:

Descripción

Ganoderma lucidum es el hongo que produce la seta reishi. Es un hongo muy facil de cultivar en madera de roble, encina, alcornoque, chopo… casi cualquier serrin de frondosas.

Aquí damos algunos trucos para identificarla de forma silvestre:

Video de la cepa fructificando en sustrato sencillo 100% serrín de Quercus ilex, aunque se pueden utilizar sustratos mas elaborados y mas productores, ocmo los de nuestros kits de cultivo.

 

Video de la cepa frutificando «al natural» bajo tierra en maceta de casa (inoculada en serrin):

La cepa es vigorosa y se adapta bien a diferentes sustratos. Puede ser cultivada en paja y/o restos de madera de frondosas. Es de origen mediterráneo pero se puede adaptar a climas más húmedos.

Cepa recogida en Zamora. En robledal de Quercus pyreniaca. Zona de orígen: Santa Cecilia del Alcor. Zamora. Foto de la seta «padre»:

Preparar el alimento del hongo y dárselo a comer

Elegir el alimentos (sustrato)

Para preparar el sustrato del hongo podemos fijarnos en lo que el hongo Ganoderma lucidum come de forma natural.

A modo de referencia, en España el hongo aparece principalmente sobre madera de fagáceas (robles, encinas, hayas). Conozca más sobre el reishi en este enlace.

Cualquiera maderas triturada de planifolios valdrá como alimento. Se suele mezclar con un 10% de cereal y 10% de salvados. Nunca deberemos utilizar maderas de coníferas como pinos, abetos o piceas, pues en general no le gustan a G. lucidum, aunque si a otras especies de Ganoderma, como G. carnosum.

Para elaborar el sustrato existen centenares de variantes, casi cada explotación utiliza su composición de composición. Desde MundoReishi llevamos años evaluando diferentes sustratos.

En nuestra última publicación científica se comparó la eficiencia de cultivo de 16 composiciones de sustratos con 3 formulaciones elaboradas por investigadores de nuestro equipo. Por si deseas ver las comparativas de los mismos, busca esta publiacion en google:

cultivo reishi nuez pacana

La importancia de la selección de un sustrato adecuado definirá parte de la composición de la seta. Por ello este paso es crucial para la obtención de un buen reishi.

Una vez que elegimos qué dar de comer al hongo, debemos matar todos los microorganismos que tenga su alimento, es decir, deberemos esterilizarlo. Esto hay que hacerlo porque en el sustrato hay especies de hongos y bacterias que de forma natural están ahí y pueden competir con el hongo Ganoderma lucidum, e incluso desplazarlo. No esterilizar o pasteurizar el sustrato pueden reducir la producción de seta reishi, contaminar la producción obtenida, o incluso impedir que el hongo genere setas.

Limpiar (esterilizar) el sustrato

Para esterilizar el sustrato introduciremos este en en bolsas para esterilización como éstas, tapers de plástico (que aguanten altas temperaturas) o botes grandes de cristal de conservas, por ejemplo. La forma de esterilizar los sustratos es muy similar a la forma en que se hacen conservas caseras: se introduce el sustrato en un recipiente que pueda contener agua a alta temperatura y presión, como una olla a presión y se deja tiempo para que se mueran los microorganismos. Lo ideal sería utilizar una autoclave, que funciona básicamente como una olla exprés, pero está mejor diseñada para esta función. Dependiendo del grosos de las bolsas o frascos del sustrato elaborado se deberá usar más o menos tiempo de esterilización. Una bolsa de 15cm cm de grosor puede estar lista en 15-20 min a 121ºC.Autoclave de 100l de nuestro laboratorio

Una vez que el sustrato está esterilizado deberemos sacarlo de la olla y añadir al mismo la semilla generada en el paso anteriores. Después pondremos la bolsa ya inoculada (con el hongo en su interior) en una sala sin luz y a temperatura ambiente. El hongo irá invadiendo el sustrato poco a poco, alimentándose y creciendo hasta invadir toda la bolsa/recipiente.

Fructificar el hongo y cosechar el reishi

Fructificación del hongo

Una vez el hongo ha invadido las bolsas de sustrato, deberemos abrir las mismas y llevarlas a una zona con luz y aire fresco. Así el hongo detectara el cambio de luz y CO2 ambiental y comenzará a fructificar.

Veremos entonces que empezarán a desarrollarse primordios de reishi, unas aglomeraciones de hifas blancas en forma de bola, que luego se transformarán poco a poco se transformará en una seta reishi lista para cosechar. Del primordio primero se desarrollará el pie de la seta y al final del pie aparecerá el sombrero.

Diferentes formas de fructificar

Para que la seta crezca con muy poco pie y mucho sombrero deberemos ventila la sala frecuentemente y que la sala tenga buena luz. En cambio, si queremos que la seta tenga mucho pie y poco sombrero, llevemos las bolsas de setas a una atmósfera cargada de CO2, como puede ser una oficina con varias personas y mejor con poca luz: alejadas de las ventanas.

Si quisiéramos que sólo fructifiquen pies de reishi fructifiquen, como se cultivan lo que llaman sumo reishi, reishi banzai o rokkaku reishi, y otras “falsas variedades” deberemos dejarlas con muy poca luz y sobre todo con mucho CO2 (no ventilar nunca o disponer de una bombona de CO2 que eleve el nivel de CO2 de la sala de fructificación).

reishi forma cuerno

Creciemiento de reishi en forma de cuerno: Se cultiva en salas con altos niveles de CO2.

Para obtener setas bonitas deberemos dejar la bolsa siempre en la misma posición y con ventilación más o menos alta: conseguiremos así un buen pie y una seta bien formada. Lo de dejarla en el mismo lugar es para que no haya cambios de inclinación de la bolsa: Ganoderma lucidum genera el sombrero de sus setas con la parte de debajo (los poros) más o menos paralelos al suelo. En cambio, si frecuentemente movemos las bolsas, las posibles alteraciones de inclinación producirán sombreros algo deformes y quizá no tan bonitos, aunque todo es cuestión de gustos.

Recolectar las setas

La recolección del reishi deberá hacerse cuando el borde del sombrero de la seta ya no sea de color blanco. Eso indicará que ha cesado su crecimiento. Por más tiempo que dejemos la seta sobre el sustrato no vamos a obtener más cantidad de reishi.

Si quisiéramos recoger las esporas de reishi, que son un producto totalmente diferente al reishi (es como la semilla del hongo – aquí lo explicamos-), este sería el momento de más producción de la seta.

Cuando la seta ha dejado de crecer el hongo invierte sus recursos en producir esporas en gran cantidad (millones y millones de esporas ellas al día). Para cosechar las mismas hay varios métodos.

El más sencillo es colocar el sombrero de la seta dentro de una bolsita de plástico que recoja las esporas que se vayan desprendiendo. Como esto da muchísimo trabajo a gran escala lo que se hace es colocar unos plásticos grandes por las sala de cultivo que recogerán buena parte de las esporas.

esporas reishi en seta

Imagen de setas reishi con esporas: El borde de la seta está lleno de esporas que cuelgan. Todo el polvo marrón que se observa en la foto también son esporas, que se podrían recolectar para la venta. Este producto es muy diferente a la seta reishi (cultivos Dra. MV Ozcariz).

Sobre el consumo de las esporas de reishi, hay que indicar son muy resistentes a los jugos digestivos y que nuestro organismo apenas tiene capacidad de romperlas y digerirlas.

Han de romperse por diferentes métodos, por CO2 hipercrítico por ejemplo, para que sea mucho más asimilables.

Aun así es un producto que no debe consumirse como si fuera reishi, porque como vemos, es totalmente diferente a la seta reishi y, por ello, no es para nada lo mismo.

Información adicional

Peso N/D
Dimensiones N/D
Tipo

Grano 150cc, Grano 20g, Micelio en placa, Micelio en microtubo

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0