La micena más grande, Mycena polygramma, tiene un pie inconfundible. Con sólo eso la identificarás