Otra seta tóxica: Hebeloma mesophaeum. Los colores del sombrero la separan de otras de su genero.