Warning: Declaration of AMW_Related_Sub_Items_Walker::walk($elements, $max_depth) should be compatible with Walker::walk($elements, $max_depth, ...$args) in /furanet/sites/aporsetas.com/web/htdocs/wp-content/plugins/advanced-menu-widget/class-advanced-menu-walker.php on line 163
El porqué de muchas setas raras - A por Setas

El porqué de muchas setas raras

La rareza es muy relativa; lo que en un lugar pueden ser setas raras, en otros lugares del planeta se pueden considerar setas frecuentes.

Así el exquisito Boleto loyo frecuentísimo en Chile y muy cosechado para consumo, si lo encontráramos en España sería una cosa rarísima.

boletus loyo

Boletus loyo

Y es que este hongo está allí porque, al igual que sucede con plantas y animales, muchas especies tienen delimitadas su región de aparición.

Si bien el boleto loyo no se ha encontrado en España (que yo sepa), en Europa Boletus regius es una especie frecuente en la provincia de Palencia. Sale en época de calor y humedad: a finales de primavera, verano y principios de otoño.

Curiosamente está metida en la lista roja de protección de hongos de Europa y también en la Lista roja de hongos a proteger en España, pero aquí es bastante abundante.

Boletus regius

Boletus regius

La rareza de un hongo también puede deberse a que fructifican sólo un corto periodo de tiempo y una vez al año. Sólo cuando se dan condiciones específicas de humedad, luz, la temperatura.

Así Gyromitra gigas aparece únicamente unos días de primavera, siendo imposible de encontrar el resto del año.

Y es posible que el hongo sea abundante, que el micelio que esté en el suelo ocupando mucho terreno, pero sólo decide fructificar en un corto tiempo que impide que lo encontremos. Esto le convertirá en una especie rara.

Gyromitra gigas

Gyromitra gigas

Otro cosa que hace que algunos hongos sea muy raros es que el sustrato donde aparecen es muy raro.

La inconfundible Poronia puncatata es rara porque ya casi no hay caballos silvestres en el campo. Debido a que la seta aparece sobre excremento de caballo, si no hay excremento, no hay seta.

Poronia punctata

Poronia punctata

Otro ejemplo es Onigena corvina, que crece en picos de pájaros muertos, lana de oveja (restos de la caza de un lobo) o regurgitados de aves rapaces (egagropilas).

Onygena corvina

Onygena corvina

Aquí tienes mis “cromos de setas” poco frecuentes que he encontrado en el campo los últimos 2 años, que es cuando me he puesto a filmar videos en serio. Espero que te gusten.

Echinoderma asperum Equinoderma asperum. Su sombrero con escamas piramidales y anillo membranoso son muy característicos
Langermannia gigantea Esta es la seta más grandes de nuestra geografia: el bejin gigante. Langermannia gigantea.
Leccinum holopus Esto no es un Boletus edulis; es un lecinum raro de abedulares: Leccinum holopus. Diferencias.
Lactarius glyciosmus Huele a coco y sale en abedules: Lactarius glyciosmus. Inconfundible
Hygrocybe spadicea Hygrocybe spadicea
Leotia lubrica Leotia lubrica. Seta poco frecuente muy característica.
Mutinus caninus Mutinus caninus. Un falal muy curioso.
Hygrocybe psittacina Pocas setas del campo son verdes. Esta, además,es la única de su genero: Hygrocybe psittacina.
Cortinarius anthracinus Rarisísima especie de Cortinarius muy pocas veces citada en Europa. Cortinarius anthracinus.
Torrendia pulchella Torrendia pulchella. Seta rara, tremendamente frágil y muy fácil de identificar
Strobilomyces strobilaceus Una seta muy rara pero inconfundible. Strobilomyces strobilaceus. Identificación.
Pseudoclitopilus rhodoleucus Una seta rarisima pero sencilla de identificar: Pseudoclitopilus rhodoleucus.
Lycoperdon mammiforme Uno de los pedos de lobo (Lycoperdon) más raros de encontrar. Lycoperdon mammiforme
Cantharellus friesii. Cantharellus friesii. Especie muy rara que trajeron a la exposición de Villadiego. Identificación.