Dentro de los parasoles enrojecientes encontramos Macrolepiota venenata y otras especies que no conviene comer, como M. rachodes var. bohemica. Por ello, para un iniciado, es buen truco es no consumir parasoles que se pongan rojos para dejar a un lado las especies problemáticas

Suscríbete a mi canal y aprende de setas